Enfoque Manual y Auto

Al realizar una fotografía, la imagen se plasma en el objetivo para llegar después al interior de la cámara (al sensor). Es similar a lo que ocurre con el ojo humano: miramos, el ojo enfoca lo que vemos y lo refleja en el cerebro (que sería el sensor de la cámara).

Enfoque Manual: en el objetivo, girar la rueda del enfoque de forma manual para ajustar el enfoque. Es apropiado para:

–         Fotografías Macro

–         Falta de Luz (fotografías oscuras o nocturnas)

–         Retratos

–         Fotografías a través de un cristal

–         Varios sujetos y un sujeto principal

Enfoque desenfoque

Enfoque Automático: la cámara enfoca por sí misma, moviendo las lentes del objetivo según el enfoque que detecta. Apropiado:

–         Autorretratos

–         Fotografías con rapidez

–         Escenas con Movimiento

–         Planos donde no se ve nítidamente (sujetar cámara desde muy arriba o desde una distancia muy lejana)

A la hora de enfocar, hay que tener en cuenta varios aspectos: Distancia Focal; Distancia a la que se encuentra el sujeto; El diafragma; El tipo de enfoque (qué interesa destacar o qué no).

¿Te resulta interesante? ¿Quieres saber más sobre cámaras de fotografía y su funcionamiento? Apúntate a nuestro curso de introducción a la fotografía y desarrolla tu creatividad.

Written by