Curso de fotografía en grupo: intercambio de conocimientos

Ya hemos decidido que queremos aprender a utilizar nuestra cámara réflex. Queremos saber qué uso tiene este botón grande y qué pasa si giro esa rueda. Son múltiples las funciones y fotos que podemos obtener de nuestra réflex pero un curso impartido por profesionales siempre es de buena ayuda, conociendo los conceptos básicos y aprendiendo cosas que se nos podían quedar en el aire.

Es importante conocer qué empresa puede impartir un buen curso que se adapte a tus necesidades o que dé respuesta tus dudas. A partir de los comentarios de las personas, algunos centros recomendados por amigos, por el trabajo que has podido ver en el portfolio de su web o simplemente por la cercanía de su centro. Lo importante es que salgamos satisfechos del curso, hayamos aprendido el máximo de todo y hayamos vivido una divertida experiencia. El curso puedes realizarlo de forma individual o grupal, dependiendo de la política de cada empresa. Pero un curso de fotografía en grupo te da una serie de ventajas que de forma individual es posible que no tengas.

 

 

  • El intercambio de opiniones genera un mayor trabajo a tu mente, escuchando las dudas de los demás puedes darte cuenta de cosas que quizás solo no habrías pensado.
  • Algunos de los componentes del grupo puede tener un poco más de experiencia que tú. Aprende de ellos y observa cómo trabajan. Puede que te enseñen trucos personales que se adapten a ti.
  • Observa el trabajo final de los demás y sé crítico con sus fotos, al igual que con las tuyas. Algunas fotos nos evocan sentimientos, ya sean buenos o positivos, independientemente de la experiencia de su autor.  Centra tu atención en el porqué te gusta tanto esa foto y aprende a componer las tuyas que evoquen esa misma sensación.
  • Un grupo puede compartir escenarios de fotografía y ver los distintos puntos de vista. Una foto a un carrito de la compra puede transformarse en una obra de arte dependiendo de quién haya hecho la foto.
  • Y sobre todo, disfruta del arte de la fotografía. Si uno se lo pasa bien fotografiando por su cuenta, el aprender con gente cercana a ti hace que ese aprendizaje se haga más ameno y se aprenda más rápido.