Iniciación a la fotografía: conceptos básicos

Seguramente si has llegado a estas líneas, es porque te interesa el mundo de la fotografía y de vez en cuando vas acompañado por tu cámara. En los viajes o actos sociales tienes un nivel amateur, pero has leído mucha información sobre fotografía, investigado en foros, visto vídeos,…y sobre todo has invertido una gran cantidad de horas tocando y probando la cámara.
Un día te das cuenta de que el nivel de tus fotografías es bastante bueno, y sin saber como has empezado a publicar algunas fotografías en redes sociales donde la gente empieza a alabar tu nivel y ojo fotográfico.

¿Te ha sucedido que has conseguido una buena fotografía y crees que ha sido un golpe de suerte?. ¿Podrías volver a hacer esa fotografía que ha generado tantos likes en las redes sociales?.
Si la respuesta es no, es el momento (antes de continuar) de que afiances todos los conceptos básicos sobre fotografía y tomes un pequeño curso de iniciación.
Sabemos que no dispones de mucho tiempo, todos tenemos muchos compromisos (trabajo, familia, ocio,…) por lo que te vendría bien algo intenso pero corto. Nuestro curso de fotografía para principiantes es quizás lo que estás buscando. Condesamos en poco más de 3 horas todos los conceptos básicos (y practicamos con ellos) para que te puedas convertir en un auténtico artista de la captación de la realidad.

Hay mucha gente que piensa que si va a tomar algunas clases es porque tiene la intención de dedicarse a la fotografía, pero nada más lejos de la realidad. La fotografía es una de las aficiones más comunes. Mucha gente disfruta con ella a un nivel medio porque es realmente lo que le satisface si llegar a entrar en complicados conceptos o inversión de horas de estudio o práctica. Lo fundamental es conocer tu cámara, ya que cada una tiene sus ligeras diferencias.

La iniciación a la fotografía, es un pequeño salto más hacia adelante, donde aparcas el autoaprendizaje por un día y te empapas de conocimientos y técnicas que un profesional pueda darte.  Con ello conseguirás un doble objetivo. Por un lado entender algunos conceptos que son importantes a la hora de manejar tu cámara. Por otro lado comenzar a practicar y a ver el mundo a través de tu cámara como lo haría un profesional.