Partes de una cámara digital Reflex.

Existen varias marcas y modelos de cámaras digitales réflex en el mercado pero todas tienen en común las partes que la componen. Es importante saber la función de cada parte para poder entender como funciona una cámara fotográfica y poder sacarle el máximo partido.

La cámara réflex digital se denomina también DSLR (Digital single lens réflex) y se compone de diferentes piezas:

Objetivo:  Se trata de la lente o lentes encargadas de dirigir la luz que entra por la cámara hacia el sensor para recoger la imagen de la mejor manera posible. Al aumentar la cantidad de las lentes obtendremos mayor definición y calidad. Los objetivos pueden ser más o menos luminosos según su diafragma. Aquí podemos encontrar el enfoque que se encarga de disponer las lentes más cerca o más lejos para conseguir más o menos nitidez.

Diafragma: El diafragma se encuentra situado dentro del objetivo y se trata de una serie de aspas encargadas en dejar entrar más o menos luz a la cámara dependiendo de su apertura. Cuanto más pequeño es el orificio más profundidad de campo obtenemos, es decir, enfocamos más partes de la escena y obtenemos más nitidez.

Obturador: Se encarga de regular la cantidad de  luz que entra al sensor. Según la velocidad de obturación pasará más o menos luz, cuanto más tiempo pase abierto el obturador más luz entrará.

Visor: Se trata de la parte de la cámara que nos permita ver la imagen que vamos a fotografiar.

 Sensor: Se ocupa de captar toda la información posible de la escena, recogiendo toda la luz que recoja el objetivo . Está formado por píxeles sensibles a la luz, y tanto el tamaño del sensor como el número de píxeles que lo forman son importantes para conocer la resolución de las fotografías y su calidad.